Sabemos cómo comprar de forma socialmente responsable?

Categories Derechos Humanos (ddhh), Negocios Inclusivos, Responsabilidad Social Empresarial

Hace unos meses Antonio Vives sugería que  preguntarle a un consumidor sobre su disposición a comprar un producto producido con  prácticas responsables no era un camino acertado para conocer su percepción frente  a la RSE.  La pregunta debería ser : ¿Qué productos en su cesta compró porque sabía que eran producidos responsablemente?. 

No podría estar mas deacuerdo con esta observación.  Sin embargo, me pregunto si como consumidores tenemos pleno conocimiento de lo que significa que un producto fue “producido responsablemente”?. Signfica que es amigable con el medio ambiente y que en su proceso de producción no se violaron los derechos humanos?. Cuál criterio prima cuando resultan contrarios?.

Ensayando hoy  el juego online 4 p’s para 3 p’s: Marketing Sostenible” * (desarrollado por Dassault Systemes y presentado por Forética)  junto a mi colega Juan D. Osorio,  ingeniero  muy interesado en temas medioambientales  y de consumo responsable, nos fijamos en que la mayoría de las veces el interés parece fijarse en si un producto fue producido con elementos amables con el medio ambiente, si es biodegradable, o de bajo consumo, dejando al margen otro tipo de consideraciones, de orden geográfico y social.

Nos preguntábamos luego de ensayar el juego:

  • Existe  diferencia entre una prenda de algodón orgánico producido en Estados Unidos y otra prenda de algodón orgánico producida en Colombia?
  • Es preferible comprar un televisor de bajo consumo producido en la India, o uno de bajo consumo producido en Cambodia?

La mayor parte del tiempo no contamos con la cantidad suficiente de información para determinar con criterios de responsabilidad social si es mejor comprar un producto u otro, quizá porque comprar de forma socialmente responsable no se remite exclusivamente al ámbito ambiental, a lo que ocasione menos desperdicio, o a lo que sea mas eco-friendly. Una compra socialmente responsable debe incorporar también la consideracion de temas económicos y sociales en general, como de asuntos laborales y de subdidios en particular. 

Además de seguir apoyando la consolidación de sellos diferenciadores, ya sean de comercio justo o de amabilidad con el ambiente, podríamos promover la consolidación de sistemas de información, abiertos a la consulta y del conocimiento de las mayorías, que permitan acceder a una trazabilidad completa de los productos. Así podríamos saber más, para elegir mejor, mas responsablemente.

————

* El juego online “4 p’s para 3 p’s: Marketing Sostenible”, ha sido desarrollado como “una herramienta de marketing en 3D interactiva que pretende mostrar a los profesionales del marketing que los criterios medioambientales pueden estar presentes en las decisiones de los consumidores y que, teniendo en cuenta la ingente cantidad de información que manejan los consumidores, es sin duda alguna un criterio del que hay que hablar”. (Para conocer el juego haga click aquí).

Conectando la academia con los practitioners en la intersección entre empresa y sociedad.

3 thoughts on “Sabemos cómo comprar de forma socialmente responsable?

  1. Muy interesante el tema, sobre todo ahora que está de moda el tema de RSE. No debemos olvidar la responsabilidad de cada uno de nosotros.

    Estuve jugando y me parece super bueno el concepto, muy buena herramienta.

  2. No era exactamente eso lo que tenía en mente, creo que la cosa es aun más complicada. Por ejemplo, si comparamos una camiseta de algodón orgánico de EEUU con una de algodón normal producida en Colombia, ¿cuál de ellas es una compra más responsable para mí como consumidor colombiano?.

    Desde el punto de vista del medio ambiente, el algodón orgánico tiene un impacto mucho menor, pero el trasporte de esa camiseta desde EEUU significa una buena cantidad de emisiones de gases de invernadero. Desde el punto de vista social, quiero apoyar a los productores nacionales, pero ¿cómo sé si la empresa colombiana fue socialmente responsable con sus empleados o proveedores?.

    Es en estas sutilezas donde está el verdadero problema.

  3. Completamente de acuerdo con que como consumidores en Colombia, carecemos de las herramientas mínimas necesarias para hacer consumo responsable. A propósito del tema, debo admitir que me encuentro actualmente en una paradoja: celebro a mi manera el archivo del proyecto 137 de 2007 que pretendía regular la presentación de informes de responsabilidad social en Colombia, fundamentalmente porque se trataba de un proyecto de ley con más huecos que un queso gruyer; más sin embargo, no estoy para nada de acuerdo con los argumentos que determinaron el cese de su trámite legislativo.

    Como personas tenemos un derecho fundamental a informarnos, y en materia de consumo y de responsabilidad social empresarial, ese derecho debe ser respetado. Supongo que en el transcurso de los días que vienen habré de publicar el post que de buen tiempo atrás tengo pendiente sobre el tema.

    Saludos Jenny!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master