Por estos días, como muchos otros bloggers,  escribo sobre el cierre del 2009 y  el inicio del 2010 . El 31 de diciembre publiqué en el portal de Buena Nota  ¿Qué aprendimos en el 2009?, retomando la experiencia del Nodo Digital de la #RSE, un ejemplo de trabajo colaborativo basado en internet para promover la responsabilidad social. Hoy en el blog de Capacitarse publiqué ¿Planeando el 2010?: Aprendamos de otros”, una invitación a aprender sobre la experiencia de negocios inclusivos que tiene lugar en la India con el Aravind Eye Care System.

Otros colegas también se dan a esta tarea: Fernando Legrand publicó cerrando el 2009  “El año en que la RSE se hizo mas visible”, con un listado de los post mas leídos en RSE Online. Francisco Noguera publicó en enero  “3 Hot Topics for 2010: Impact, Leadership Development and Replication” en Next Billion, con su opinión sobre las tendencias que tendrá el nuevo año. Ingrid Hernández publicó en su blog Prosperar con Responsabilidad un anuncio con los “Nuevos Cursos y Webinars para el 2010”.  Martín Santos publicó en su blog Noticias RSE el post  Las 9 cosas que más me inspiraron en el 2009. En Blog Responsable hay varios post sobre las buenas y malas prácticas del 2009.

Creo que podemos coincidir en que el 2009 fue un año de cambios, un año en que muchas cartas salieron a la luz, y espero, siendo un poco optimista, que fue un año en que logramos ser un poco mas conscientes de las características del mundo en que vivimos (las causas de la crisis económica y social, y los resultados de Copenhague no pueden sernos desconocidos).  Tambien fue un año en que muchas experiencias de colaboración y enfocadas en la sostenibilidad  salieron a la luz, y fueron conocidas por muchos a través de internet.

El 2010 ya inició, ya está aquí.  Es tiempo que cada uno se pregunte por cuáles son las consignas con que lo sacará adelante. Mejor tener claras las anclas que cada uno ha escogido antes que dejarse llevar por los vientos que pueda traer el nuevo año.  En todo caso, creo que una mirada crítica debe siempre acompañarse de acción.  No podemos dejar que este sea el año en que las cosas “empiecen y terminen con palabras”.

Conectando la academia con los practitioners en la intersección entre empresa y sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master