Pensando en los impactos de los Negocios Inclusivos (1)

Categories Negocios Inclusivos

Mucho se viene hablando sobre el papel que la empresa privada (debe) puede jugar en la superación de la pobreza y en la mejora de las condiciones de vida de la base de la pirámide. Los negocios inclusivos son el estandarte de esta noción, que considera que usando los mecanismos de mercado es posible realizar un aporte significativo. En lo que a mí respecta, los negocios inclusivos ofrecen una promesa teórica muy interesante, muy llamativa;  me atrevo a sugerir que el reto, además de llevarlos a la práctica, es  estar seguros que están cumpliendo con su promesa, de “superar la pobreza” y de “mejorar la condiciones de vida”.  Para reflexionar en este sentido creo que hay que considerar dos dimensiones, de un lado qué entendemos por estos conceptos (pobreza, inclusión social) y, de otro, conocer el punto de vista de todos los actores que participan. En este post intentaré avanzar en la segunda cuestión, en una siguiente entrada me ocuparé de la primera.

¿Cómo estar seguros que las iniciativas de negocios inclusivos están logrando sus objetivos iniciales?. Hoy por hoy existen algunas herramientas que le permiten al inversor y al empresario conocer el impacto social, ambiental y económico del emprendimiento (por aquí un marco en curso y referencias a otros indicadores).  Estos son muy importantes y dan una perspectiva sobre el desarrollo de los negocios inclusivos y de los emprendimientos sociales. Sin embargo, esta solo una parte de la historia, los negocios inclusivos implican una relación entre empresas/emprendedores, comunidades de bajos ingresos, y otras organizaciones mediadores, principalmente Ongs. Para tener una mirada panorámica deberíamos poder escuchar todas las demás voces, en especial, las de la comunidad que participa.

Cuando una querida amiga de la Maestría me compartió el video de  la charla TED “El peligro de una sola historia”, de Chimamanda Adichie, muchas de mis preocupaciones y preguntas en torno al impacto de los negocios inclusivos lograron articularse en mi cabeza.  Estoy convencida que nos hace hace falta la otra parte de la historia.  ¿Realmente sabemos qué piensan las comunidades que hacen parte de iniciativas de negocios inclusivos?, ¿Son sus perspectivas tan conocidas y visibles como las que comparten organizaciones multilaterales o los mismos emprendedores?. El camino en esta dirección me parece muy prometedor y un estupendo campo para quienes trabajan desde las ciencias sociales, pues implica desarrollar estrategias y metodologías para, a partir de las experiencias de las comunidades, conocer el impacto y reconstruir los casos de negocios inclusivos, sus principales hitos. (Creo que muchos estarán de acuerdo en que la mayoría de casos de negocios inclusivos son contados principalmente por sus las propias empresas).

En el vasto espectro de cuestiones que se enmarcan en los negocios inclusivos, las preguntas por las formas de participación de las comunidades de bajos ingresos, no pueden ser un asunto menor. Si el sentido de los negocios inclusivos es ser una estrategia para la superación de la pobreza la preocupación por entender las condiciones de vida debería ser fundamental yestar presente en la  forma de resolver las demás cuestiones (producción, marketing…).

Les recomiendo muy especialmente que tomen un tiempo para ver el video de Chimamanda Adichie, es muy propicio para la reflexión de nuestros propios prejuicios individuales.

P.S: El nombre del workshop que realizará la Universidad de Michigan el próximo mes parece apuntar en esta dirección: Hearing the voices of the poor. Through Impact Assessment Workshop (Escuchando la voz de los pobres.
Por medio de la Evaluación de Impacto).

Conectando la academia con los practitioners en la intersección entre empresa y sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master