Los Contextos particulares y la práctica de la RSE: Pensando en Colombia

Categories Responsabilidad Social Empresarial

A inicio de esta semana Josep Lozano publicó un post a propósito de la Guía de RSE para el sector de tecnología sanitaria que publicó Fenin en España, aplaudiendo esta iniciativa por representar un avance en líneas de acción particulares para la RSE, dejando atrás perspectivas generalistas. Me adhiero a la proposición del del Profesor Lozano en que plantea que “la RSE no avanzará si no se plantea en clave sectorial y de manera adecuada a cada sector”. Estoy completamente de acuerdo que la gestión de la responsabilidad social empresarial depende del sector particular del que participan las empresas en desarrollo de su objeto social; es claro que el enfoque de RSE y las líneas de actuación que deriven de éste no pueden ser las mismas en un banco que en una petroquímica.

Sin embargo, las especificidades que enfrentan las empresas pasan, además de su sector particular, por el contexto social más amplio que las rodea. Escribo esto pensando en Colombia.

Justamente ayer se publicó en el periódico El Espectador de Colombia esta nota, reseñando que el presidente Santos convoca a los empresarios a apoyar el Programa de Reinserción Nacional, “brindando capacitación y empleando a las personas que deciden abandonar las filas de los grupos armados al margen de la ley” (valga aclarar que esta propuesta no es nueva, ya hace varios años se viene hablando e invitando hacia ella, por ejemplo).  Una lectura rápida de los comentarios que dejan los lectores a la nota me deja la sensación que avanzar en esta dirección representa un desafío mayor al que tiene que ver, por ejemplo, con sensibilizar al respecto de la no-discriminación por género, raza o condiciones físicas, que ya en sí mismos representan un enorme reto.

No me atrevo a emitir ninguna consideración al respecto de la situación política y al orden social colombiano en este momento. Es un proceso tan complejo que difícilmente puede ser aprehendido. Sin embargo, me pregunto: ¿Qué debería hacer una empresa en este contexto particular?.¿ Cómo responder a esta invitación del Presidente?; ¿Qué hacer en un contexto social tan fracturado como el Colombiano en que existen conjuntos de personas que se han apartado del conflicto armado y requieren para su inserción en la sociedad particpar de los circuitos económicos?.

Estas son algunas de las inquietudes que me rondan. Claro que están incompletas y son incipientes, pero pueden ser disparadores para la reflexión. En todo caso, creo que el caso colombiano ilustra bastante bien lo que se quiere decir con particularidades de contexto para un enfoque de gestión de la responsabilidad social.

Crédito de la Imagen: Compartida bajo Licencia Creative Commons por Colores Mari.

Conectando la academia con los practitioners en la intersección entre empresa y sociedad.

2 thoughts on “Los Contextos particulares y la práctica de la RSE: Pensando en Colombia

  1. Uff… tema complicadísimo este que tocas… complicadísimo; en especial cuando hay tanto prejuicio de por medio, potencializado por el casi natural rencor que la sociedad colombiana en general tiene para con las FARC (para la muestra un botón: los comentarios de la nota que enlazas).

    Alguna vez me había preguntado por una situación más o menos similar: el caso de los exconvictos. Tener antecedentes judiciales (por el delito que sea) es casi estar condenado a no tener trabajo en Colombia. Una consecuencia social que paradógicamente contradice la función de reinserción social que debe cumplir la pena en el sistema penal colombiano.

    No se, Jenny, en todo caso me parece apresurado pensar que los reinsertados pueden dejar las armas e inmediatamente vincularse a la vida laboral como cualquier otro colombiano. Pienso que no son pocas las cosas que a nivel personal, familiar y social, deben tratarse (sit venia verbo), antes que eso otro pueda ocurrir, o mejor, para que eso otro tenga verdadero sentido, y no termine conviriténdose en un elemento más del problema.

    Uff… arrecho mano, como decimos por allá por Santander 😛

    Por el momento, se me ocurre que lo que pueden hacer los empresarios es no cerrarse, y empezar a estudiar juiciosamente y con la responsabilidad que la situación amerita, la posibilidad de participar activamente de la solución del conflicto, vinculando al mercado laboral a esos reinsertados. No ya, pero si pensando en hacerlo en un futuro.

    Caray… es una cosa de agarrar con palitos, pues en todo caso, y eso lo sabemos, la reputación de una empresa podría estar en juego.

    Lo seguimos charlando… si nos dejan.

    Saludos!

  2. Jenny concuerdo con Carlos Javier en la lúcida idea de que las empresas colombianas que practican la #RSE o lo harán a futuro, debieran tener como eje de acción sectorial en sus programas de #RSE algún tipo de contribución orientado a las personas que han sido víctimas del conflicto armado. También pensando en lo que se puede hacer a nivel de educación y prevención para la paz en Colombia; mucho pueden hacer las empresas al respecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *