Sobre la Investigación y el Emprendimiento Social

Categories Negocios Inclusivos, Responsabilidad Social Empresarial

En el prólogo de una reciente publicación de ESADE sobre Empresas Sociales Manuel Castells escribe: “(…) El éxito de la idea de emprendimiento social ha llevado frecuentemente a oscurecer la comprensión de su realidad. Tiene el peligro de presentarse como nueva panacea capaz de resolver mágicamente los enormes problemas económicos, morales y de gestión con los que nos enfrentamos en esta transición más allá del capitalismo financiero global. Contra la mitología solo hay un remedio: la investigación”.

Sus palabras apuntan en el clavo. Es necesario avanzar en una comprensión sobre el fenómeno que representa el emprendimiento social ( y los negocios inclusivos también) , sin apasionamientos, sin un exceso de optimismo (ni de pesimismo). La academia tiene  un importante e indelegable papel que jugar en la construcción de marcos analíticos para comprender y abordar estas iniciativas. Es necesario avanzar en la sistematización de experiencias sobre estas formas tan prometedoras de articular la empresa y el desarrollo social, hay que conocer las diferentes formas en que los actores trabajan juntos, saber cómo influye el contexto particular en su desarrollo, cómo se  generan sinergias y por supuesto, hay que avanzar en reconocer de qué naturaleza es el impacto que generan. En lo que a mí respecta una de las grandes preguntas a responder es  si estos tipos de emprendimientos cumplen con su promesa, y cómo lo hacen.

Afortunadamente se están adelantando iniciativas de investigación en este sentido. Hoy contamos con al menos dos publicaciones importantes, de un lado el  libro de SEKN   Negocios Inclusivos: Iniciativas de Mercado con los pobres de Iberoamérica , y de otro, al menos en mi opinión, el reciente e-book de ESADE: Empresas que Inspiran Futuro. 8 casos de Emprendedores Sociales, escrito por Alfred Vernis y Maria Iglesias.

Este texto de 149 páginas es muy claro y concreto.  Además de los casos que presentan una perspectiva desde la organización empresarial, me resulta de gran interés el apartado introductorio; allí hay una excelente presentación de qué son los emprendimientos sociales, cómo se diferencian de otro tipo de emprendimientos, cuáles son las relaciones negocios inclusivos , mercado y pobreza. Para los que apenas se interesan en el tema y para los que ya llevan más tiempo de lecturas, creo que es una excelente referencia que permite tener un panorama general en mente.

Les dejo esta cita como abrebocas. Al final está el texto para descarga:

La distinción fundamental entre «emprendimiento» y «emprendimiento social» está pues en la proposición de valor. Para un emprendedor, la proposición de valor parte de servir a unos mercados que pueden comprar sin problemas un nuevo producto o servicio, y esta proposición está diseñada para obtener un beneficio para la persona emprendedora y sus inversores. En cambio, un emprendedor social tiene una proposición de valor relacionada con la creación de una transformación positiva en parte de la sociedad o en la sociedad en su conjunto. Y esta proposición de valor no anticipa nunca la creación de un beneficio financiero para sus inversores o para sí mismo.

Empresas que inspiran futuro. Ocho casos de emprendedores sociales

Conectando la academia con los practitioners en la intersección entre empresa y sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master