Nota sobre el “Making Money”

Categories Mis recomendados, Negocios Inclusivos

En muchas conversaciones  sobre las raíces de los problemas en general, y sobre lo que concierne a la vida de las organizaciones en particular, el asunto de los supuestos de los cuales partimos y lo que conforma las bases de nuestro orden social es un asunto recurrente. ¿Qué damos por sentado y qué nos parece natural? ¿Qué asuntos simplemente no cuestionamos porque nos parece que es “el orden de las cosas”? ¿Cuál sería una forma diferente de organizarnos y de actuar?. (Estas preguntas siempre rondan mi cabeza, por aquí y por aquí escribí algo al respecto).

En lo que respecta a la organización empresarial el tema del “making money” esta siempre presente pero siento que está  poco comentado; en lo personal me parece que es un tema central.  Hay al menos tres  preguntas que pueden ayudar a explorar más esta tema: ¿cómo hacemos el dinero? ¿qué hacemos con el dinero que tenemos? , ¿por qué tenemos que buscar la maximización del lucro y la ganancia?.

A la primera pregunta la RSE nos dirá que debemos hacerlo tomando como base los requerimientos legales, siguiendo consideraciones éticas y teniendo presente siempre el impacto social y ambiental que nuestra actuación genera.  A la segunda pregunta encontraremos consejos que nos inviten a consumir productos derivados del comercio justo, elaborados por asociaciones de productores, o fruto de organizaciones de la economía solidaria. Con ambas respuestas me siento afín. Sin embargo, creo que si bien pensar sobre estas dos preguntas puede generar una conversación que tiene el potencial de generar cambios en ideas arraigadas, la tercera pregunta nos lleva a ir a un lugar más hondo.

¿Por qué es natural pensar que el objeto natural de cualquier emprendimiento es la maximización del lucro? ¿por qué siempre el imperativo es al crecimiento, a la expansión cuando es evidente que las empresas no pueden crecer infinitamente en un mundo con recursos limitados? ¿ por qué (y para qué) resulta deseable ser una persona con una fortuna prominente?. Es evidente que los emprendimientos y las empresas necesitan ser sostenibles económicamente. Pero hay una brecha muy grande entre ser sostenibles, reinvertir en el desarrollo de las empresas y pagar salarios que permita una vida digna y próspera , y acumular por acumular.

Esa brecha creo que hace una gran diferencia y  tiene lazos muy fuertes con las crisis actuales. La pregunta me sigue rondando… Entre tanto sigo creyendo que pensar, apoyar y crear  formas organizativas que no tengan como corazón la acumulación, que se cuestionen los límites y condiciones de su propio crecimiento, es una alternativa viable para expresar la inconformidad y la indignación.

Conectando la academia con los practitioners en la intersección entre empresa y sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *