Porque otras miradas son posibles: Propósito más allá de las ganancias

Categories Economía Social y Solidaria, Emprendimiento Social y Negocios Sociales, Responsabilidad Social Empresarial
Tren
Crédito Flickr: Rodrigo Soldon  Ver la imagen original. 

Aportar en la construcción de miradas críticas y analíticas sobre los temas de la relación entre empresa y desarrollo me parece un deber y una responsabilidad profesional. Creo que todos los que estamos en este campo deberíamos hacernos preguntas difíciles y retarnos a salir de la zona donde nos sentimos más cómodos. Todos sabemos que las cosas no son tan neutras, ni tan prístinas, ni tan libres de conflictos y tensiones como a veces se nos quiere presentar.

Este campo en particular es un terreno donde se encuentran -y muchas veces batallan- intereses de todo tipo, así como ideales de mundo que entran en conflicto. Hay claras perspectivas que se oponen entre sí, por ejemplo, la tolerancia cero al maltrato animal vs. tolerancia a prácticas de prueba de productos en animales;  reconversión profunda de prácticas de consumo vs. reducciones  aisladas del consumo. No nos llamemos a engaño, una cosa es realizar cambios serios y profundos ante la crisis ambiental, y otra muy diferente es conformarse con hacer parte de reducciones de consumo como la hora del planeta. Reconocer y no perder de vista esta característica del terreno donde nos movemos me parece el primer paso; es la puerta de entrada para esas preguntas que nos permiten reflexionar, y con suerte, ajustar nuestro rumbo.

En lo personal me pregunto por la utilidad y el impacto de lo que hago, por los efectos deseados y no deseados que puedo ayudar a generar con mis acciones, y especialmente por el tipo de discursos y narrativas que con mi trabajo ayudo a establecer; en general por el tipo de mundo que ayudo a construir con mis acciones. En este marco es cuando aparece la imperiosa necesidad de explorar y dar cabida a otras formas de mirar este terreno, unas formas más humanas, donde haya posibilidad de encontrarse y de reconocerse.

Igual que a muchos me incomoda y me parece muy angosta y estrecha esa mirada de hombre económico guiado por la búsqueda de su propio interés, que es tan central en la teoría económica y de la administración. Me parece limitada porque esa forma de entender la naturaleza humana, y de paso las empresas y la sociedad, es tan asfixiante que casi nos instala la idea que la vida gira en torno al desarrollo material, al poseer, al acumular y al simplemente actuar bien como un mecanismo para quedar bien, no como un principio que no se puede negociar.

La mayoría de las veces que pregunto a estudiantes y a profesionales de la administración ¿cuál es el propósito de la empresa? ¿cuál es su razón de ser? me encuentro con la misma respuesta: generar ganancias/hacer dinero. Y todas las veces esta respuesta me parece perversa. En esa respuesta la sociedad y las personas son meros instrumentos de obtención de lucro, son solo bolsillos que caminan. En esa respuesta no hay ninguna consideración por el ser humano como humano. Es más que urgente buscar una nueva respuesta, y en todo caso darse cuenta cuál debería y podría ser el propósito real de las empresas y de los negocios.

En el ejercicio constante de buscar otras perspectivas me encontré un texto con un nombre muy sugerente Purpose beyond profit -towards a spiritual foundation for corporate responsibility (Propósito más allá de las ganancias – Hacia una fundación espiritual de la responsabilidad corporativa).

Comparto algunos breves apartados:

“Revisiting purpose is not about creating a pleasure-denying society. Rather it is about balancing wants and needs, pleasure and utility, needs and wants of privileged versus poor populations an needs and wants of this generation with those of future generations”

“Revisitar el propósito no se trata de crear una sociedad que niega el placer . Más bien,  se trata de equilibrar deseos y necesidades, placer y utilidad,  necesidades y deseos de las personas privilegiadas versus poblaciones pobres, y necesidades y deseos de esta generación con los de las generaciones futuras ” (Traducción libre)

“All of these distinctions have in common that the focus of CR, from a spiritual perspective, is not to view profit as the ultimate end of the organisation. The ultimate end is to help build a better world through business. This does not mean the we should ignore profit as the lifeblood of the organisation and a measure of business efficiency. It simply mean that we need to consistently include the real reason for being in business in every part of our decision-making”.

“El foco de la responsabilidad corporativa, desde una perspectiva espiritual, no ve las ganancias como fin último de la organización. El fin último es ayudar a construir un mundo mejor a través de los negocios. Esto no significa que debemos ignorar las ganancias,  como el elemento vital de la organización y una medida de la eficiencia empresarial. Simplemente significa que tenemos que incluir sistemáticamente la verdadera razón de estar en el negocio en cada parte de nuestra toma de decisiones ” . (Traducción libre)

Textos como estos ayudan a pensar desde otro lugar, estimulan la imaginación sobre otro mundo posible. No se trata de decir que ya existen empresas así en el sector social y solidario, el asunto es darse cuenta que la empresa privada tradicional capitalista puede ser pensada de otra manera. No se trata de decir que este es solo un bonito ideal utópico, se trata de reconocer que el sistema y las formas económicas y productivas actuales pueden ser reconstruidas, pueden ser distintas; al fin y al cabo éstas fueron creadas, y de la misma forma pueden ser transformadas.

Conectando la academia con los practitioners en la intersección entre empresa y sociedad.

1 thought on “Porque otras miradas son posibles: Propósito más allá de las ganancias

  1. Hola Jenny, soy incondicional defensor de lo que propones: mirar de forma más humana la relación entre empresa y desarrollo. La empresa juega un rol de servir a la sociedad, generar riqueza y bienestar y ayudar a desarrollarse a las personas. Es posible un modelo basado en la definición del propósito y los valores de la organización, que tenga como eje central a las personas, el servicio a clientes y resto de stakeholders.

    Esto conduce a la excelencia en las organizaciones, a resultados -incluso financieros- más allá de toda expectativa. He podido verlo muy de cerca en mi experiencia como alto ejecutivo. Puedes leer mi comentario en http://joseluisguillen.com/personas-empresas-sociedad/

    Enhorabuena por tu blog. Un abrazo,
    Jose Luis Guillén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *