RSE en cada sector: idea para el sector financiero

Categories Responsabilidad Social Empresarial
Ahorro
Crédito: Ryan Hyde / Flickr

Adhiero a la idea que la práctica de la responsabilidad social empresarial es contexto dependiente. Esto es, tiene que ver con el saber hacer propio de la empresa, y del sector particular en el que está inserta. Allí, me parece, está una de las principales posibilidades de aportar, desde el saber hacer. Una segunda dimensión es, por supuesto, apoyar ejercicios en temas transversales y socialmente relevantes, como la construcción de institucionalidad y entorno propicio para la paz, por mencionar el caso de Colombia. En otra entrada de blog abordaremos esta dimensión en particular.

¿Qué sabe una empresa? Cualquier empresa de cualquier tamaño tiene experiencia relevante en procesos propios de su sector, entendimiento de la normatividad, conocimiento de los conceptos fundamentales y de los actores relevantes. Toda esta información y experticia puede ponerla al servicio de la sociedad en su conjunto, y representa un esfuerzo menor, pues se refiere a organizar y sistematizar información que ya posee.

Tomemos por ejemplo al sector financiero y sus empresas más representativas, los bancos. Estos tienen un conocimiento amplio del uso y manejo del dinero, de la forma de manejar créditos e hipotecas; estos son temas de interés especial para la vida de cualquier ciudadano del mundo actual. Tener educación financiera es crucial, y su implementación se refleja en la vida de cada persona. Tener educación en este tipo puede significar estar preparado por la vía del ahorro para los imprevistos, o no estarlo y tener que asumir deuda no considerada.

Así que una buena práctica que una empresa del sector financiero puede incluir es ofrecer educación financiera de forma abierta y gratuita. Tiene sentido en relación con su saber hacer, y es un paso para acercarse con sus comunidades de interés. (En una entrada anterior compartí sobre la necesidad de la mejora continua como concepto esencial)

En Colombia, por ejemplo, existe “Saber más, ser más”, un  programa de educación financiera que crearon de forma conjunta 10 bancos del país, que busca sensibilizar sobre la importancia de este tipo de educación. A  través de esta plataforma conjunta los bancos logran ampliar el espectro de personas que pueden acceder a esta información.  Cada banco tiene su enfoque en particular, por ejemplo el Banco Colpatria tiene el programa “Maneja tus finanzas”  que aborda temas relacionados con el ahorro, el crédito y la inversión, y tiene la particularidad de tener contenidos para adultos y niños, los cuales comparte también por radio.

Este ejemplo puntual muestra como hay oportunidades a la mano para cualquier empresa que quiera iniciar un camino de relacionamiento con la sociedad, tanto para la exploración individual como a través de ejercicios conjuntos. Adoptar un enfoque orientado a la sociedad es un camino solo de ida, que puede iniciarse en cualquier momento.

 

¡Recibe estos artículos directamente en tu correo electrónico!
Suscríbete a continuación:

 

Conectando la academia con los practitioners en la intersección entre empresa y sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *