¿Qué hace en RSE una gran empresa?: El caso de P&G (Parte 3)

Categories Responsabilidad Social Empresarial

La preocupación por entender y gestionar adecuadamente la huella ambiental que genera todo el proceso de producción de un producto es esencial en cualquier enfoque de sostenibilidad. Por más que se realicen esfuerzos en las dimensiones sociales, si no hay iniciativas claras en lo ambiental, no hay tal estrategia de sostenibilidad.

En el caso de P&G, plantean así su entendimiento de estos temas:

“Entendemos que la mayor contribución al medio ambiente que podemos realizar es ayudar a los consumidores a reducir su huella ambiental con productos innovadores que aprovechen la experiencia en investigación, desarrollo y conocimiento del mercado que P&G posee.

Utilizamos una serie de herramientas que nos permiten entender la huella ambiental de un producto, desde la extracción de las materias primas hasta la disposición final del mismo, con el propósito de realizar un análisis objetivo y enfocar las innovaciones en donde se pueda contribuir más a reducir la huella ambiental”.

Este entendimiento funciona como un marco para que la empresa enfoque sus innovaciones. En su página de sustentabilidad en productos  presentan cuatro casos donde se han realizado innovaciones con la intención de reducir la huella ambiental. En su mayoría, las innovaciones que han incluido en sus productos se relacionan con la transformación de los empaques, que permite reducir el uso de plástico, y con la alteración del producto en sí mismo, de tal manera que su uso implique menos gasto de agua y electricidad, que consuma menos energía en su fabricación, y que se reduzca la cantidad de residuos en el proceso.

La apuesta de P&G es interesante e ilustrativa de la lógica empresarial en torno a los procesos de huella ambiental. Hay una intención de transformar los productos actuales para que hagan un uso menos intensivo de recursos naturales, o para que se gasten menos recursos en su embalaje y transporte, sin embargo, no hay una mirada disruptiva. ¿Qué significaría esta mirada ? Implicaría preguntarse por los nuevos productos se pueden diseñar, que resuelven las necesidades de higiene de las personas, con una lógica de cero desperdicio, o en indagar ¿cómo lograr que lo que se convierte en desperdicio y desecho en la cadena de producción de un producto, se convierta en insumo para la producción de otro? o ¿Cómo transformar la forma como se piensan y se desarrollan los procesos de embalaje y distribución para cumplir una premisa de cero desperdicio?

La reflexión que me queda luego de revisar este caso es que las oportunidades para repensar los procesos de forma novedosa y disruptiva, con lógica de economía circular, están al alcance de la mano. Para hacerlas realidad se necesitan equipos y líderes con visión, que tengan acceso a estructuras internas que canalicen su perspectiva e iniciativa.

 

Nota: Este artículo es el último de una serie de artículos donde se comparten ideas y reflexiones a propósito de los temas de la estrategia de RSE de P&G. Este artículo ha sido patrocinado por P&G, todas las opiniones ideas compartidas son mías.

¡Recibe estos artículos directamente en tu correo electrónico!
Suscríbete a continuación:

 

 

Conectando la academia con los practitioners en la intersección entre empresa y sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master